El alcohol, con todo lo bueno que puede ser para la salud tomado con moderación y en su justa medida, puede destrozar la Marca Personal de un profesional en menos que canta un gallo.

El origen de este post es la fotografía destacada que veis al principio y la posterior conversación/discusión, entre la farmacéutica que se bebía una cerveza durante una guardia, un servidor de ustedes, y unos farmacéuticos que se unieron a la conversación justificando la fotografía y el consumo de cerveza en el trabajo.

Marca Personal destrozada por una foto

alcohol y guardias sanitarias

Volvamos a ver la fotografía que dio origen a este post.

En ella destaca una lata de cerveza (sin abrir), pero en el texto se nos dice que se la tomará de aperitivo (según se deduce de sus tuits, es una farmacéutica en servicio de guardia) Pero es que además aparece una receta parcial donde se puede ver el medicamento que ha dispensado.

La suerte es que no se vea el nombre del paciente o el del médico porque la ley de Protección de Datos tendría mucho que decir y unas cuantas sanciones que imponer… por una simple fotografía.

Alcohol y guardias sanitarias: mala combinación

No quiero investigar si hay alguna ley que específicamente prohíba el consumo de alcohol a los farmacéuticos, si hay sólo una recomendación de no hacerlo, o si está específicamente permitido.

Este artículo no va de leyes, va de Marca Personal. De ser profesional, demostrarlo, aparentarlo.

Si entras en una farmacia de guardia después de salir de urgencias y quien te atiende le “canta” el aliento a alcohol ¿qué harías?

No hablo de que tenga una melopea del 15, ni una media largartijera graciosilla. Puede estar perfectamente sobrio pero con alitosis alcohólica.

Si te subes a un avión y el piloto pasa por tu lado con un tufillo a alcohol; si te subes a un taxi o a un autobús y al chófer le huele el aliento a alcohol, si lo último que ves antes de que te operen es a tu cirujano apretándose un golpe de coñac para templar los nervios… ¿Estarías tranquilo? Nadie habla de borrachera. Nadie habla de disminución de las funciones y los reflejos. Hablo de la sensación de que no estás en buenas manos.

Marca Personal: justificar lo injustificable

marca personal: justificar lo injustificable

A la conversación sobre la cerveza se unió otra farmacéutica. El nick que usa ya dice mucho sobre ella. Y que justifique el consumo de alcohol durante una guardia creo que hace poco a favor de su Marca Personal.

Los conductores tenemos unos límites en el consumo de alcohol durante la conducción. Los transportistas tienen una tasa todavía más baja. Sospecho que médicos, cirujanos, policías, jueces y fiscales… tendrán leyes, reglamentos y normas donde se indicará la cantidad de alcohol en sangre con la que pueden hacer su trabajo.

¿Y los farmacéuticos? Y más si están en servicio de guardia.

 

Marca Personal: destrozarla justificando lo injustificable

Nuestra farmacéutica amiga nos da la solución para la halitosis alcohólica. Pero no para trabajar con algo de alcohol en sangre.

Ya me veo a todos los camioneros del mundo con una cerveza en la mano, un cepillo de dientes en la otra y a conducir, que son dos días.

Marca Personal: destrozarla justificando lo injustificable

Dejando de lado si está permitido o prohibido a los farmacéuticos beber cerveza durante su trabajo, y más específicamente, durante sus guardias, el problema aquí es publicar una fotografía presumiendo de eso y de paso mostrar una receta dispensada.

Lejos de afearle la conducta por algo que no está muy bien del todo. Porque no da una buena imagen, algunas compañeras lo justifican y dan trucos para que no se note el olor a cerveza en la boca.

Pero la fotografía del aperitivo de la farmacéutica de guardia sobre las recetas dispensadas… ¿no tienen una mesa en la rebotica que sirva de área de descanso? Si dejamos de mirar la lata de cerveza y nos fijamos en la bolsa vemos que contiene algo del mismo color que la lata de cerveza que ya vemos en primer plano. A lo mejor no tomará sólo una cerveza durante su guardia, puede que dos. No pasa nada, ella controla.

El problema aquí es destrozar tu Marca Personal publicando una fotografía durante una guardia y ver como algunas compañeras justifican el consumo de alcohol. Nada dicen de mostrar recetas en redes sociales, aunque sea de manera parcial.

La sensación es la de falta de profesionalidad. Ya no hablo del riesgo de equivocarse en la dispensación de medicamentos. Utiliza la mesa de trabajo para el aperitivo. Utiliza las recetas dispensadas como mantel… ¿Es esa la imagen que quieres dar de tu farmacia, de tu negocio?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies